Información turística de Bariloche Actualizada

La provincia de Río Negro ocupa un amplio corredor en el sur de Argentina. Se encuentra entre la Cordillera de los Andes, ubicada al Oeste, y laIs costas del Océano Atlántico, al Este. Ambos extremos presentan diferentes rasgos geográficos. Sin embargo, son extremadamente populares debido a sus destinos turísticos relevantes.

El área de la cordillera comprende una zona lacustre enmarcada por montañas y bosques de especies nativas que presumen de paisajes espectaculares. Por su ubicación en la zona andina, pero también como consecuencia de la visión de sus primeros pobladores, quienes convirtieron su pueblo en un centro turístico por excelencia, San Carlos de Bariloche es una ciudad puntera. Las actividades turísticas aumentan tanto en verano como en invierno. Cada uno de ellos tiene sus seguidores, sin importar la edad o condición social. Asimismo, fiestas populares como las de nieve, chocolate, curanto, comunidades, Semana de la Aventura, etc., le dan un brillo especial a esta metrópolis.

Lago Nahuel Huapi

La costa de Río Negro está bañada por el Atlántico y cobra vida cada verano cuando el sol atrae a los visitantes a sus inmensas playas para disfrutar también de las actividades náuticas y la pesca. Pequeñas playas se encuentran una al lado de la otra y cada vez reciben más visitantes año tras año, que son tentados por sus cálidas aguas. Las Grutas es famosa por sus características típicas así como por su red vial conectiva.

Al norte, la provincia limita con los ríos Limay, Neuquén y Colorado. Este último corre paralelo al río Negro a través de los valles (alto, medio e inferior). Esta es un área de gran importancia para la economía local, ya que sus productos de frutas se exportan al mundo.

Por último, pero no menos importante, la contrastante región central de la estepa presenta interesantes barrancos en medio de volcanes y colinas, arroyos y estanques temporales. Destaca su patrimonio paleontológico y arqueológico.

La siempre hermosa San Carlos de Bariloche, provincia de Río Negro, a orillas del lago Nahuel Huapi y rodeada de montañas y bosques, es una de las ciudades más atractivas del mundo y, por supuesto, de Argentina.

Bariloche se encuentra a 1.640 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires y ofrece hospedaje y servicios gastronómicos de primer nivel. Además, varios operadores turísticos trabajan constantemente para que los visitantes elijan este destino en todas las estaciones.

En verano, la pesca con mosca de truchas y salmónidos y la recreación deportiva (especialmente caminatas, rafting y paseos por bosques milenarios, así como escalar la mayoría de los picos que rodean la ciudad) son algunas de las actividades que disfrutan los visitantes de esta gran ciudad.

Durante el invierno, las primeras nevadas anuncian el inicio de la temporada de esquí y la práctica de deportes invernales en el mítico Cerro Catedral, considerado uno de los centros de esquí más importantes del país.

Tours en bicicleta de montaña, remo y cabalgatas con posibilidad de acampar en los frondosos bosques con ríos y lagos naturales hacen de las afueras de la ciudad un escenario ideal para divertirse en familia.

Por todas estas razones, San Carlos de Bariloche, donde los jóvenes han pasado su viaje de graduación durante décadas, tiene todo lo que buscan todas las generaciones.

Su vida nocturna, sus famosas discotecas y sus espléndidos pubs han llevado a muchos visitantes a despertar frente al lago viendo como el sol sube a la montaña y arroja su luz sobre esta hermosa ciudad andina que volverán a visitar.